Este refugio se encuentra camino a Corralco, específicamente a los pies del río Colorado. El recorrido desde el camino al refugio es de aproximadamente 200 m realizando un trayecto de acceso mediante pasarelas situadas entre araucarias y robles, dando inicio a la experiencia de vivir en un refugio de montaña. Su arquitectura nórdica se basa en un gigantesco ventanal de 3,6m de alto por 6m de ancho, que se orienta en sentido norte, obteniendo una vista maravillosa.

El sentido asimétrico de su diseño forma espacios y nichos que dan cabidas a dormitorios y baños.
Nuestra experiencia en montaña permitió la factibilidad técnica del proyecto, logrando una edificación adaptada para resistir temperaturas bajo -20ºC.
Este refugio fue premiado por la Cámara Chilena de la Construcción obteniendo el 1er lugar como la Mejor Obra Residencial 2016.